Consumidor y Competencia

gallery/imagen1

Las sociedades contemporáneas son, entre otras cosas, “sociedades de consumo”. Sociedades que se organizan, establecen relaciones y definen identidades a partir de los objetos. En este sentido, el consumo no significa solamente comprar o usar bienes o servicios; no consumimos solo objetos o servicios, consumimos las imágenes y los valores que en ellos se sintetizan. El consumo tampoco se agota en la dimensión individual, sino que está influenciado por, y a la vez contribuye a formar, pautas sociales de consumo.

Es por ello que el estudio presta servicios en el área en el ámbito administrativo y judicial donde tramitan los conflictos referidos al consumo. El equipo asesora y trabaja tanto a consumidores y usuarios como a las empresas.  

  • Reclamos ante Defensa del Consumidor.
  • Seguimiento de reclamos y asistencia a Audiencias.
  • Daños y perjuicios derivados de las relaciones de consumo.